ANALITICONDA. Textos Sinápticos.

Just another WordPress.com weblog

Garantías procesales cuestionadas. Néstor Estebenz

Garantías procesales cuestionadas. Néstor Estebenz

Un proceso judicial, eso llamado sumario, estará bien encausado si las informaciones que contiene están verificadas y la trama argumental sigue un razonamiento lógico. No basta un expediente o un legajo de papeles escritos para suponer que el sumario está completo y cerrado. Tampoco basta la impronta subjetivista de un juez que dictamine una sentencia u otra según le caiga bien la presencia, imagen, atuendo u origen étnico del acusado al que se le juzga.

Es notorio que en las sentencias en el capitulo de Hechos alguien con estómago y cerebro para firmarlo al final dé por cierto lo que no pasen de ser declaraciones no confirmadas.

Tras poner a prueba la inteligencia practica de profesionales con cargos dedicado al oficio para le cual no acreditan suficiente deferencia, tampoco método ni nivel de comprensión cualquiera trata de ponerse a salvo de individuos que tienen poder pero no ética para su gestión.

La lógica analítica elemental exige demostrar situaciones y no dar por válidas declaraciones, opiniones o versiones. Incluso en el supuesto de que un declarante se autoincrimine de algo que no hizo a un aparato de justicia le compete la indagación de demostrarlo. La historia criminalístisca recoge la casuística de gente que se autoinculpó de crímenes no cometidos para salvarles el cuello a quienes sí los cometieron. Pues bien, en esos casos extremos es cuestión de oficio y método, para no intentar dar el pego emitiendo sentencias injustas.

Nos consta que hay personalidades absolutamente desprovistas de ética que se autojustifican por las razones que fuere para seguir en su cargo aunque sean responsables de destruir vidas ajenas aunque sospechando su responsabilidad. Suelo citar a una amiga con el cargo laboral de Secretaria Judicial que fue propuesta para el cargo de juez, cargo que declinó por no incurrir en semejante rol de bestialidad disponiendo de vidas ajenas por no poder tener toda la demostración en su contra. Una cosa es cumplir con una funcion de burócrata y otra de juez para marcar de por vida a un reo.

Pongámonos en el lugar de uno que además de estar en la completa indefensión por falta de recursos con los que pagar a un buen abogado no le queda otra opción que admitir el de oficio que no se interesará por su caso, que ni le va a hacer las preguntas pertinentes ni va a dedicar un solo dia de indagaciones para saber lo que le ha ocurrido a su persona para caer en las fauces del sistema penal. ¿que se supone que tiene que hacer ir a un juicio sin garantías para poner el cuello y que se lo corten o las muñecas para que lo esposen y no le dejen salir de prisión hasta unos años después? Eso lo hicieron los independentistas de Catalunya que fueron ufanos a una instancia tribunalesca de Madrid por un referéndum de carácter democrático (pero ilegalizado) a propósito de la independencia por aquello de “dar la cara”. Los muy tontos, perdonéseme el calificativo, pero es que no hay otro, creyeron en la ley y en la inteligencia mínima de quienes les iban a juzgar: Los acontecimientos posteriores demostraron la perdida de años de sus vidas en situación de encerrados y la manipulación que logran hacer los códigos para algo no considerado delito por triunfales internacionales y ni siquiera por la propia constitución del país, lo cual vino a demostrar que ahi donde hay una disposición perversa todo lo escrito no sirve para nada y que las instituciones se ponen al servicio de poderes ocultos.

Las garantías procesales tienen que se ser demostradas a priori no a posteriori cuando ya es tarde y uno está encerrado dentro cumpliendo condena. ¿de que le puede servir al reo que ha cumplido una prisión injusta por años, como ha sucedido no pocas veces, y demostrada su no culpabilidad a posteriori que lo amnistíen? ¿acaso los errores de procedimiento y los negligentes en sus cargos le van a devolver los años perdidos de presidiario?¿acaso habrá una cantidad de indemnización que los pueda compensar?

Las garantías procesales esencialmente no son distintas a las garantías de seguridad que se presupone en otros usos y costumbres. Cuentas en que el cocinero del restaurante donde vas a comer no meterá un veneno en tu comida, que el coche que te acaban de reparar no dejará de funcionar a los 200 metros después de sacarlo del taller, que el guardia civil al que le preguntes por una determinada dirección al llegar a un pueblo no te detenga, que el patrón que te contrata para un trabajo te pagará, que la casa que alquilas o compras no se derrumbará por defectos de construcción, que el medico que te atenderá sabe de diagnósticos y curas, que el que viene a reparar tu escape de agua en casa la habrá resuelto si asi lo dice,…y un largo etcétera de relaciones loicas entre el usuario y lo que usa. Pues bien acudir a un sistema judicial con una larga casuística de errores no garantiza en absoluto ser juzgado, no ya correctamente, tampoco de acuerdo con la ley, aunque sí que sea sentenciado. Hay que tener muy bien asegurado el proceso, contar con una defensa solida e impecable y una disposición a averiguar la verdad, algo que no le interesa ni a la parte difamatoria ni a fiscales que preguntan las cosas para producir nerviosismo y conseguir que incurra en contradicciones el acusado ni al juez que no escucha la vista porque se entretiene con el móvil o leyendo (aparentado leer) otros asuntos.

Es muy grave de lo que estamos tratando aquí, pero asi está pasando en muchos países cuyos aparatos judiciales existen para aparentar l oque no son, no para impartir justicia o para restablecerla (restablecer es un verbo demasiado exagerado para el mundo en el que vivimos).

Si en los tratos profesionales buscamos a los mejores y con mas garantías para que nos reparen las cosas o nos ofrezcan servicios ¿por que no íbamos a hacer lo mismo con los recursos jurídicos y judiciales? Lo que pasa con la sospecha del concurso de jueces, fiscales y abogados no deontológicos es que demostrar su no deontología y el presupuesto de que la sentencia ya esta dictada antes de que comparezca el reo es muy difícil. Tanto, que hacerlo pondría en cuestión el sistema judicial entero en el que los menos pasarían los criterios de integridad y decencia.

Todo ello lleva al reo injustamente colocado en ese rol por un crimen no cometido en la tesitura de eludir a la justicia que no lo es y a un juzgado que no ofrece garantías procedimentales. Nada distinto a no aceptar embarcarse en una lancha estropeado con peligro inminente de perforación en el casco. El rol puede defender su argumentación por escrito sin comparecer ante el tribunal y vivir su vida impidiendo que el que menos sabe de ella ni le interese saberla se la rompa alegremente.

octubre 29, 2022 Posted by | General | Deja un comentario

Los límites de la implicación. JesRICART

Los límites de la implicación. JesRICART

Una consideración previa al tema de este enunciado para que lo reflexionemos es que sin transgresión no hay evolución, sin traspaso de los limites no hay descubrimiento. (El fiasterra europeo de hace siglos intrigaba a quienes imaginaban que podía haber algo más allá del horizonte que divisaba. Todo limite, toda barrera tiende a ser franqueada. Toda zona oscura se plantea como reto de indagación para descubrir lo que esconde).

Aceptar este criterio de superar unos limites no presupone que todo limite haya de ser constantemente vencido. Entre uno y el siguiente puede pasar mucho mucho tiempo, y hay limitaciones que se convierten en segurizantes para el vivir sin vislumbrar cuando van a ser superadas.

El principio de superación se ve removido por el principio de autogestión que incluye el de la limitación. La combinatoria de la extralimitación con la limitación es lo que va a dar las claves

Ese criterio de limitación voluntaria viene antecedido por las limitaciones involuntarias determinadas por la materialidad y la fisica, por el propio cuerpo y el potencial mental del encéfalo. La limitación es un in principio universal, nada ni nadie lo puede hacer todo, la omnipotencia es una ficción, el mismísimo dios, de existir, estaría condicionado por las leyes de la cosmología. A los mortales nos toca reconocer muchas más limitaciones tanto en nuestras habilidades supervivenciales y creativas como en nuestro intelecto para temas de comprensión. La sabiduría de la antigüedad griega reconocía al sabio como el mayor conocedor de sus límites (lo del “solo sé que no sé nada”).

Me excita el tema de hablar de los limites porque lo considero como un factor máster para todos los demás temas de la vida. Reconocer los limites objetivos te convierte en realista y reconocer los propios demuestra tu madurez. Lo que pasa con ese doble reconocimiento es que mezcal comportamientos de distintas raleas, ideologías y sensibilidades que no tienen nada que ver las unas con las otras. Le sirve tanto al uno como a su contrario apelar a los limites para hacer lo que haga aunque sus comportamientos sean mutuamente excluyentes.

El conformismo se caracteriza por la sumisión a los límites descartando toda perspectiva de superarlos (lo de lo hago/cemos porque siempre ha sido así”). Lo revolucionario termina cursando con el dictum/edicto de limites, cuando menos los de no regresar a la sociedad anterior.

Lo que pasa con los limites es que no siempre son considerados de manera semejante por quienes por ellos sean limitados. Siempre habrá quienes les pueda mas la pulsión de saltarse el limite de velocidad o de hacer un adelantamiento indebido y peligroso porque creerá que un minuto mas de tiempo en su vida bien merece la pena arriesgar estampanarse o accidentar a otras (el automovilismo permite muchas metáforas comparativas en relación al modo de vivir).

La cuestión del límite tiene un origen remoto: cuando la propiedad comunal de la tierra agrícola genero conflicto en el reparto de las cosechas se terminó cercando terrenos y diferenciando propiedades particulares. El “no trespassing” es una constante en toda la cultura agraria, tambien en la zonas donde predominan en paralelo los ejidos.

Reconocer lo que no puedo/podemos hacer me/nos coloca en una tesitura más valida para hacer planteamientos posibiilistas. Llego hasta donde llego, no puedo pasarme la vida fantasear con lo que no voy a poder hacer nunca. En mis notas suelo despedirme con un salido muy modesto: “seguimos”. Francamente prefiero ese modo humilde de estar en el mundo que no el de “podemos” por que no, no se puede hacer todo por mucho éxito propagandística que tenga el eslogan opuesto (“se puede, sí se puede”). Teóricamente se puede hacer todo, tambien algo tan propio de la ciencia ficción como la autotransportación del ser humano de unas coordenadas a otras dentro de cabinas especiales con miles de kilometros por medio y sin embargo nos valemos a diario de unos u otros vehículos para desplazamientos geográficas por vía terrestre, aérea y marítima.

Una cosa es fantasear dentro de un planetarium con una banda musical apropiada y otra es despertar a la salida en una ciudad abarrotada de tráfico y de contaminación.

Todo limite puede ser trascendido desde el imaginario, pero la vuelta a casa la vamos a tener que hacer andando, en bici, en coche o con lo que sea.

Las limitaciones a lo material desde la separación de bienes (“lo qué es tuyo y lo qué es mío”) a la relativización de los conceptos o valores mas trascendentales del humanismo: compromiso, implicación, lucha, solidaridad, liberad, fraternidad, igualdad, amor, conciencia, altruismo,… Cada uno de esos conceptos y/o valores tienen una distinta manera de ser interpretados y entendidos. Podríamos decir que usamos unas mismas palabras clave de unos mismos conceptos que entendemos de manera desigual.

Por compromiso entendí en cierto momento de mi vida ser partidista, estar organizado en la clandestinidad jugándome la cárcel enunciando los crímenes de una dictadura. Por compromiso estoy entendiendo en mi actualidad y desde que ingresé en una etapa ulterior a aquella anterior de militancia politica como un esfuerzo por mi mismo en mi coherencia sin pasar o ignorar las problemáticas ajenas. Sigo empatizando con el otro necesitado y eso aún renueva mi carga de altruismo, pero no ya como en otrora en que el otro era lo primero y yo me colocaba en la posición de servidor a una causa salvacionista de los males de este mundo. Lo de “dar la vida por los demás” no está en mis predicados, pero para cuando lo estuvo no tenia demasiado concienciado el significado de esta expresión. Lo que sí hago es implicarme en la medida de mis posibilidades tratando de no olvidarme de mi mismo y de todo lo que aun quiero ahcer y me gustaría terminar antes de convertirme en pasado absoluto.

El hecho de haber organizado mi vida en una etapa decisiva de mis amos más energético en torno a lo social, lo político y lo ajeno hizo que me fuera dejando a mi mismo en segundo plano y demorando mi biografía (eso me convirtió en tardo universitario y en tardo propietario entre otras cosas). Tampoco diré que de no haberlo hecho mi biografía hasta ahora vivida hubiera sido más fértil o mas llena de placeres de lo que ha venido siendo. Tirando del saco de las frases hechas emplearé una muy socorrida: “no me puedo quejar”. Lo qué sí puedo decir es que me he podido permitir una vida mucho mejor por la gran suerte que tuve desde el principio de mi conciencia crítica (1968) de no creer en el sistema ni menos aun, por supuesto, en sus distintos gobiernos dedicados a gestionarlo perpetuándolo. Consecuentemente no me impliqué en sus planes de ahorros, en sus invitaciones a la inversión, en sus pagos de bienes a plazos, en acumulación de dinero, patrimonio y capital. Tuve muy claro desde el principio que lo mio no iba por el sendero de la materialidad sino por el de los valores, ese que ulteriormente se ha dado en llamar patrimonio inmaterial: el de las ideas y valores, estas van a seguir después de ti en cuanto lo material los herederos se dentellan para quitárselo entre ellos, el vecino te los roba o el estado los confisca. Me hice pues mas defensor de los valores humanistas que de tener una vida material de “lujo de película”. De ésta, la materialidad, nunca me han faltado recursos sin caer en despilfarros algo que deploro cuando he de convivir con ellos aunque yo no sea quien los hago, de lo otro, de lo inmaterial es lo que me ha venido sosteniendo, tampoco sin pasarme (no me ufano por ello).

Ha sido y sigue siendo en el encuentro con coordenadas concretas y gente muy concreta que se ha puesto en evidencia mi forma de entender los valores en la practica (esto lo puedo transpolar a cualquier otro, es un criterio universal: es siempre en la practica que confirmas o no los valores en los que crees, son los hechos y las circunstancias los que ponen a prueba lo que entiendes/entendemos por ellos). En todos los diccionarios de todos los idiomas figuran esas maravillosas palabras sinópticas de valores.

Y cada valor del que hablemos nos va a coger desprevenidos ante la situación concreta de su aplicación. Una cosa es tenerlos enlistados en el decálogo de comportamiento para ser “buenos chicos” y otra es adaptarlo a cada situación especifica, esto es, a cada coyuntura personal que vivamos con una o varias personas.

Es así que la libertad tiene sus limites, el amor tiene los suyos, la pasión también, la ayuda unilateral mucho más. Cada concepto-valor en el que pensemos nos puede lanzar desde una postura de involucrarnos al maximo de irlo dejando hasta llegar a mínimos.

Es constante el relato de gente que dice estar cansada de la gente por no haber recibido correspondencia. Y eso se dice tanto para las grandes causas como para las pequeñas causas, tanto para el otro en general como para el otro en concreto.

De las cosas mas bonitas que podemos vivir a lo largo de estas vidas que nos han sido dadas es la correspondencia, el co-relato, la entrega mutua, la ayuda recíproca, el seguimiento atencional, la seriedad y la formalidad, la respuesta en un diálogo fructífero.

La solidaridad en concreto es un modelo de relación en la que predomina la unilateralidad de quien puede ayudar y la dependencia de quien es ayudado. Cabe tomarla como una fase de transición para llegar a la etapa de ayuda mutua en la que nadie vive una vida indigna porque todos podemos colaborar en algo, y lo cierto es que no hay ninguna persona que no disponga de un potencial de entrega o un potencial colaborativo al otro. Es en una urdimbre colaborativa con lo que todos podemos ser parte de un todo armónico.

octubre 27, 2022 Posted by | General | Deja un comentario

Los peligros de la burocracia judicial. N.Estebenz Nogal

Los peligros de la burocracia judicial. N.Estebenz Nogal

Poner un caso penal de violencia de género en manos de un profesional del derecho encargado de la defensa de un acusado al que no cree es un factor de riesgo, ya que ese profesional va a ser parte del problema mas que de la solución para ese acusado. Si además, presupone que toda denuncia femenina infundamentada tiene perspectiva de éxito por el mero hecho de ser femenina aunque no sea comprobada, su predisposición a asumir una sentencia desfavorable es mucho mayor.

Veamos un denunciado, de acurdo con la nueva conceptualística jurídica, es un investigado, Si esa es su condición antes de sentenciarlo la pregunta primera y más lógica es: ¿donde está la investigación? ¿quien la hace? La investigación no es un careo que se limita a declaraciones o a leer informes, implica una indagación de campo, un interrogatorio por separado de las partes implicadas, especialmente de los que se confabulan para la difamación e injurias para descubrir sus incoherencias.
La sobresaturación de expedientes de una sociedad querellante lleva a la misma judicatura y aparato asignado para administrar justicia a que no pueda cumplir con los protocolos básicos y mas elementales. A menudo las entrevistas previas (las llamadas diligencias previas) o no se hacen o no quedan aseguradas o los declarantes incluso firman sus declaraciones empezando con una o dos estrofas que son sendas mentiras cuando dicen que están declarando ante un/a juez cuando en realidad lo hacen ante una administrativa.

Lo que para el personal burocrático es faena y legajos, para las personas cuyos nombres figuran en ellos les supone años de su vida y a veces les condena para siempre mas allá de pasar unos años encerrados.

No tengamos la menor duda qué de haber una verificación de autenticidad en el conjunto de la profesionalidad jurista los indicadores deontológicos y la conciencia ética se encontraría con escasez de ética y de honorabilidad. Los menos son los que se implican en sus causas desde posiciones íntegras y no meramente posibilistas.

´Me han referido un caso de un hombre con pocos meses de estancia en el país y con la visa turística de 3 meses caducada que fue acusado por su casera por haber sido agredido por él sin que fueran pareja. Alegó que estaba borracho y que eso sucedió hacia las 3 de la madrugada. Pues bien, eso demostraba tal agresión, tampoco que la presunta victima estuviera acompañada por su pareja convivencial y de cama que ahi estaba aquella noche y que al parecer no se levantó para intervenir en tal evento o si lo hizo ¿cómo explicar que no lo impidiera si ese presunto testigo doblaba en tamaño al presunto agresor?.. ¿Y esto tiene algun fundamento alguno para admitir a tramite un proceso judicial, crear problemas al acusado y arruinarle su vida? La cosa se dramatiza mas cuando la abogada de oficio que le tocó le insinuó que declarándose culpable la pena iba a ser menor. ¿quéeee? Antes de indagar y preguntar por la situación ya le estaba comentando esa perspectiva. No preguntaré por la empatia de la susodicha de la que no tengo la menor duda que es nula, pero sí es exigible su deontología que exige seguir un protocolo básico de averiguación de los hechos. Vale, la profesional no es de pago privado y eso parece desalentarla para la causa de la verdad (sin verdad no hay justicia), pero ¿es posible que no haya un mecanismo de presión dentro del propio sistema para que los abogados de oficio cumplan con su oficio?

Cuando tras una vista de juicio rápido pospuesto para uno ulterior un par de meses despues el acusado se puso en contacto con esa “abogada de oficio” le dijo que la llamara una semana antes, ¿cóoomo? Su animo de prepararlo era nulo. Consiguió al fin una cita telefónica adelantada en la que la mujer abundando en su no empatía le dijo que lo tenia mal, muy mal. Pongámonos en el caso del acusado ¿cómo ir a un juicio sin la menor esperanza basado en una mentira y en una falta de interés de la defensora en demostrarla? Entiendo que es posible revocar a alguien del teatro judicial que a priori da muestras de nula profesionalidad y nulo interés por no añadir que su mapa mental está ya a favor de una sentencia no absolutoria.

¿Tanto le cuesta instrumentar u ordenar al sistema judicial una indagación de los hechos con una investigación de campo, preguntando al vecindario del lugar e interrogando por separado a la presunta victima y a su presunto testigo? No es necesario contratar a Hercule Poirot, debe haber alguien entrenado de la comisaria de policía mas cercana para hacer tal cosa.

Siento vergüenza por conocer historias como ésta en un país que es la vergüenza de Europa en diversos niveles comparativos.

Vayamos al análisis del caso en concreto.

Interrogador I: ¿es o no es que vd agredió de vuelta a casa en estado etílico a su casera?

Acusado: no, no lo es porque fui directamente a mi habitación o quizás pase antes por el retrete, era las 3 de la mañana.

Interrogador I: estaba vd bebido.

Acusad: sí, lo estaba, tambien cenado.

Interrogador I: pudo agredirla sin darse cuenta de lo hecho

acusado: no, no lo agredí y en ningun momento perdí mi conciencia pasara no saber lo que hice aquella noche.

Interrogador II: ¿donde la golpeó el acusado?

Denunciante: en mi cara y tórax y me tiró al suelo

Interrogador II: según el informe médico no fue hasta muchas horas despues a una revisión de su estado lo cual demuestra su no urgencia.

Denunciante: me golpeó.

Interrogador II. ¿que hacia vd levantada a las 3 de la mañana?

Denunciante: me levanté por el ruido que oí a su llegada

Interrogador II. ¿que clase de ruido? ¿cosas rotas?

Denunciante: solo ruido,Y que motivó su agresión o fue sin mas ni más.

Interrogador II. Y su pareja de cama no se despertó.

Denunciante: no hizo el menor caso, siguió durmiendo.

Interrogador II. ¿de que hablaron antes de que la golpeara?

Denunciante: no hubo ninguna palabra, la emprendió a golpes conmigo nada más verme.

Interrogador II. ¿Hubo una pelea anterior ese dia o días anteriores entre vds?

Denunciante. …

Interrogador II, Y si hubo un conflicto serio o incluso un conato de violencia ¿por qué siguió su inquilino en su casa y no rescindió el acuerdo con él?

Denunciante…

Interrogador II. ¿Donde estaba vd en el momento de la agresión?

Testigo: en la cama.

Interrogador II. ¿Luego entonces no vio con sus ojos la agresión?

Testigo. No

Interpretador II. Pero ¿oyó la golpiza o ruido?

Testigo. Sí, pero lo atribuí a un tropiezo.

Interrogador II, ¿entonces no hubo bronca, palabras?

Testigo. No sé no lo oí.

Interrogador II. ¿cuanto tiempo duro esa escena?

Testigo. No lo sé, estaba durmiendo.

Interrogador I. ¿No gritó pidiendo auxilio la denunciante?

Testigo . No lo oí.

(Variante de las respuestas de ese testigo)

Interrogador II. Estaba vd presente en la escena de la violencia.

Testigo. Sí. Ella la golpeo en la cara y la echó contra el suelo.

Interrogador II. ¿sin mas ni más se abalanzó contra ella?

Testigo. Sí…

Interrogador II, ¿y qué hizo vd, no lo impidió o de haber llegado tarde no calmó de laguna manera al agresor? ¿Por qué no aviso en ese momento a la policia?,¿por qué no lo echo de su casa en ese mismo momento? ¿?Por que le dio un trabajo en un lugar de la montaña para que se ocupara de su hacienda y ganado?

Testigo….

Lo llamativo de este caso es que en el dictamen del primer juicio ra´pido que termina convocando a otro para un tempo después, la abogada defensora ya sospechaba de la confabulación entre Denunciante y Testigo sin pedir una indagación pericial mas detallada. ¿es posible que la mujer de la balanza sea tan ciega como para permitir que una falsa acusación apoyada por un falso testigo puedan llevar a prisión a una persona? Increíble, pero las cosas van asi. No es extraño que el mundo crezca en querellas y decrezca en justicia.

Al mismo tiempo se sabe de la existencia de falsas denuncias y de su estadística no menospreciable e incluso mas, de falsos denunciantes que una vez revelados como tales el sistema de iniciativa propia no les abre un expediente por cometer delitos de difamación e injurias.

Lo menos que puede hacer y a lo que tiene derecho el falso culpable es pedir auxilio profesional y amparo a una justicia que como venimos sabiendo no existe ni intenta aparentarlo. Si ha tenido la mala suerte de dar con una abogada de oficio que no va a hacer el menor esfuerzo para ocuparse de la verdad no le queda otra que buscarse uno alternativo más íntegro, ya que el sistema al parecer, no permite la autodefensa del acusado de si misma. Solo seria cuestión de seguir un proceso de razonamiento lógico para descubrir la incoherencia de su acusadora y de su pareja presentada como testigo (¿que validez puede tener un testigo que es parte interesada en el asunto?)

Todo este caso no se puede entender si no fuera porque previamente el acusado ya vino de su país (México) con una estafa-trampa que le había preparado su presunta amiga una mexicana también que llevaba apenas un año en Catalunya, que luego se reveló como su casera para sonsacarle a priori el dinero que él le pago por adelantado por 6 meses de estancia:3000 euros, detalle que demuestra su candidez e inocencia). La condición de buena persona de acusado lo convirtió en la victima propiciatoria al confiar en su estafadora creyéndola su amiga porque se habían visto algunas veces en México e incluso convivido por un par de semanas, no como pareja. Si eso es asi y no hubo episodios de violencia anterior aunque hacia años que se conocían ¿cómo explicar que de pronto se escenificara ese episodio por el que ha sido denunciado?

En un cuadro de conflicto entre palabras no hay caso. La palabra de uno (el denunciante) no vale mas que la de otro (el acusado) cuando los hechos suceden en un espacio privado y un tercero que hace de testigo forma parte de los intereses de la denunciante porque es su amante o su pareja de hecho.

octubre 27, 2022 Posted by | General | Deja un comentario

Heteroanálisis Recíproco. JesRICART

Heteroanálisis Recíproco. JesRICART

Es un diseño atrevido el de ser confidente de lo propio con tu propio analizante. Para no mezclar las situaciones conviene diferenciar cada rol en sesiones separadas. De una sesión a otra, aunque sea de un dia a otro (siempre será mas preferible calendarizar dos sesiones con 2 o 3 días de separación, recomendables los lunes y los jueves) da tiempo de ponerse en situación. El analista deja de ser un ,misterio y presunto sujeto coherente, impecablemente equilibrado y con las soluciones definitivas en todo para mostrarse como otra persona mas: vulnerable y frágil, con sus aflicciones y problemáticas, con sus miedos o bloqueos. No hay ser humano que no traiga su carga de contradicciones.

El análisis psicológico lo es de la conducta y suele girar o termina por girar en torno a la falta. Como humanos contradictorios somos deficitarios en el ahcer de aquello que deseamos desde el imaginario. Del ideal a la posibilidad interviene la voluntad individual que es la encargada de convertir lo posible en probable. Solo sera por esta vía que uno planifica su futuro con arreglo a lo que mas quiere. El destino eres tú.

Sí, y eso suena a una fuerza de decisión y de voluntad impresionantes no exenta de exageración. Por supuesto que en el destino personal intervienen otros muchos factores, el planeta y el cosmos (para otros los dioses y lo esotérico) van a tener la ultima palabra en todo. Tambien el bios (el cuerpo) va a condicionarte la vida de una manera u otra. Lo que pasa con tales considerandos es que sí se colocan en primer lugar de consideración excusan a la voluntad para no poner su parte en los haberes de la existencia.

Si nos analizamos y exponemos sobre la mesa lo que somos y nos pasa es para descubrir lo que no somos y lo que nos falta. Concienciando el ser se averiguan sus limites y se asume su deser. El trato analítico es diferenciar que parte de ese deser es un imponderable que no se va a resolver nunca (a los humanos no les crecen en el roso alas naturales con las que volar como los pájaros) y qué otra parte es el efecto directo de la desidia y negligencia, de los bloqueos y miedos.

En nuestras exposiciones de lo que somos, de nuestros límites y miedos, por tanto inseguridades y paralizaciones el analista pone la escucha y la mirada, además de las palabras y la interpretación, para impedir que el yo autojustificatorio de su analizante (consultante/confidente) atenúe los errores propios o los errores de los demás.

El analista es un espejo sin efectos especiales que escondan los defectos del que se mira, todo lo contrario es implacable y radical, muestra las arrugas y la gestualística desagradable.

Como que la confidencialidad expone tanto de lo que se hace y de lo sido es inevitable al trasnferencia sentimental por ambas partes. Al analista le cuentas los pecados que incluso no se los cuenta a los seres mas allegados en tu vida (amistades, hijos, amantes, familiares). En toda esa descarga de confidencialidad el cariño se convierte en un efecto colateral lógico.

La dinámica comunicativa va a tener que gestionar ese cariño para no caer en excusatorios. Hay un punto de exigencia y no solo de devolución y acuse de recibo de todo lo que se comenta.

¿que pasa cuando el cariño va a más hasta poder se reconocido como amor y como deseo? Pues que lo profesional y lo analítico debe imperar sobre lo sentimental y erótico. Fantasear con tu terapeuta des algo mas generalizado de lo reconocido sin que sepamos a ciencia cierta el peso y numero de estas fantasías en las conversaciones terapéuticas. La pregunta es si el análisis puede continuar tras lelgar a ese estado emocional.

Puede y ha de continuar porque tambien forma parte de las consecuencias derivadas del propio análisis. Las reinterpretaciones sentimentales forman parte del análisis y la madurez resultante, que es su objetivo terapéutico, pasa por gestionar pulsiones, actividades y deseos que aparentemente entran en colisión y que bien pueden ser complementarias.

El psiquismo humano es voluble y multivariado, no se limita a un solo tipo de deseos o de objetivos o de practicas o de haceres, es intrínsecamente ambicioso y polivalente extendiendo su potencial a todo lo que desea, a menudo mas de lo que puede gestionar. Esos anhelos voluptuosos a ratos pueden crear conflictos de agenda y planning aunque a la larga llenan de orgullo, autoestima y autosatisfaccón a quien se permite seguirlos. Estamos ante una presunción davinciana de poder ser múltiples sujetos reunidos en una sola persona.

Aparte de los haceres proyectivos (en el trabajo, en el arte, en los viajes, en las inversiones, en el patrimonio,..) esta la constante amorosa en todo hacer. Su referencia como factor pro cumplir o como factor que se está cumpliendo. Una vida sin amor no diremos que sea una viuda perdida pero es comparativamente mas deficitaria que una vida que tiene a quien amar y con quien/es volcarse.

El epicentro terapéutico que gira en torno al déficit aquí concreta el déficit amoroso.

Amar es una proyección y actividad que sigue sus pautas y tiene sus propias leyes. No ocultaremos que el amor tiene sus riesgos, lo tienen todos los afectos ya que aumentan la tasa de vulnerabilidad propia frente al otro al que amas. En una relación de 2 la desigualdad o asimetría existe desde el primer instante, lso trucos compensatorios la van resolviendo en la gestión de quien da mas y qué da.

En la relación específica profesional bi-terapéutica esa asimetría se reduce considerablemente por la puesta en evidencia de las necesidades de ambas partes y los condicionantes de vida en los que se está.

El refuerzo analista para que el analizante siga su camino y sus propios criterios, para que se enamore y abra un nuevo periodo en su vida de plenitud y placer, podría colisionar con los deseos afectivos. ¿existe tal colisión o es una mera ficción paranoica? Opino que un/a profesional puede manejar perfectamente su sentimentalidad proyectiva haciendo el seguimiento de la sentimentalidad de su analizarte reconducida a un tercero. Lo que es mas, le proporciona una información extraordinaria de primera mano de por donde sigue su felicidad. En cierta manera hace de profesor/a ante el prácticum del/de la estudiante.

El psicoanálisis tiende a dejar al analizante a su propio tempo evolutivo demorando la perpetuación del síntoma por, incluso, años. Opino que la psicoterapia ha de ser mas directiva: proponiendo objetivos a cortísimo plazo para poderlos evaluar en las siguientes sesiones.

En el texto en curso, este, estoy tratando de la trasnferencia bidireccional en el caso particular del doble rol terapeuta/consultante dando a una situación única de confidencialidad Puede que el profesional que trate de ayudarte en resolver tus problemas pueda perder puntos de confiabilidad al exponer sus propias contradicciones y problemáticas estancadas que no resuelve (pero, ^?quien no tiene contradicciones? Insisto). Es una metodología basada en la honorabilidad y en la extrema sinceridad.

¿Y si los dos profesionales con atenciones por turno a sus roles de confidentes mutuos se enamoran ? La cosa puede continuar, el juego de palabras y la exposición de emociones no tiene porque ser frenada. Entiendo que el amor lejos de ser un inconveniente puede enriquecer aun más el análisis y por tanto las soluciones.

La condición de profesional se demuestra con empatia y consecuentemente con no obstaculizar de ninguna de las maneras las elecciones evolucionistas de su consultante. Si no puede cumplir tal premisa debe renunciar a continuar el tratamiento hasta que no esté preparado para asumir su rol de inte3rviniente técnico en el psicoemocionalidad ajena con la que trata.

octubre 19, 2022 Posted by | General | Deja un comentario

Epistolaridad y Confidencialidad. JesRICART

Epistolaridad y Confidencialidad. JesRICART

He tenido varias relaciones epistolarias, a todas sin excepción les debo mucho. Y les debo mucho porque me ayudaron a “soltarme”, dejar correr la imaginación, las inquietudes del momento, el retrato de las pasiones, contar anécdotas e inventar sueños. Esas relaciones han dejado cientos de folios mecanoscritos, que fueron los primeros dossieres que reuní con alguna carta manuscrito; y cientos de paginas digitalizadas posteriormente. Siempre he querido digitalizar lo que viene escribiendo desde mis adolescencia y que esta guardado en carpetas. Nunca tengo tiempo para esto, porque el día a día me absorbe en otras cuestiones. Cada dia hay algo nuevo por lo que escribir. Esta mañana no contaba con hablar sobre como entiendo la interlocución escrita personalizada y es lo que estoy tratando de hacer.

Hoy es un dia muy húmedo con una bruma densa (algo excepcional en la zona campera en la que vivo), se presta mas a la canción y a la poesía melancólica que a la prosa.

De mi corre personal acumulado por años he de decir que al principio conservaba las cartas de mis interlocutores (todavía debo tener las de Mauro Molochnik cuyos caligramas eran muy artísticos y era muy ocurrente me las enviaba a Catalunya desde BsAires por correo postal). Sin embargo en mis dossieres conservo las mías sin mezclarlas con las de mis interlocutores a pesar de haberlo comentado con alguno de ellos, como con Virginia Peluffo, tambien de Buenos Aires, que en Amor Exprés hice dos versiones, uno con solo las mías y la otra con las suyas y las mías intercaladas según se dieron cronológicamente. Dado que la segunda versión implicaría potencialmente solicitud de autorización para editarla/publicarla la desestimé.

Soy responsable de lo que digo en mis letras, no de lo que digan los demás en las suyas.

Como, además me consta la eclosión de aspectos de pudor en ciertas personalidades que les avergüenza ser descubiertos en lo que dijeron o en lo que piensan y sienten, la opción mas eficaz es la que he dicho.

La mayor parte de mi correo no ha llegado a tener el volumen suficiente (me refiero a 50 o mas cartas) como para convertirlo en libros. Lo que sí tengo son dossieres temáticos con varios destinatarios (Correu de Debat, Correo de Debate Multilateral,… ) y los personalizados, que con los años han dejado un saldo de unos cuantos títulos (Discurso Surrealista, Controvèrsia de la Forma, Correo desde la Ausencia, Lletres a una Musa, Amor y Convivencia, Vaivén entre el Amor y la Amistad, Una apuesta comunicativa, el ya referido Amor Exprés y alguno mas que ahora no recuerdo). Nada de ello tiene la intención de ser promocionado como libro de consumo para lectores ávidos de acceder a la privacidad de los demás. No voy a proyectar mi deseo interfiriendo en las dinámicas reales que se da en la cultura vigente. Personalmente me ha gustado leer correo ajeno entre autores y artistas. Al tratarse de algo inicialmente privado cuenta cosas en su proceso, te da a conocer las dinámicas de la creatividad, los desiderátum de sus autores, sus vicisitudes. He leído correo de varios autores que ulteriormente a sus decesos fue publicado, estoy seguro que ello me influyó poderosamente para escribir el mío.

Para llegar a escribir tantos cientos (por no decir miles de cartas) a lo largo de mi vida he necesitado de interlocutores cómplice, suficientemente receptivos aunque no fueran totalmente interactivo. Por lo general he puesto más de mi parte que ellos de la suya. La verdad es que para reaccionar de mi parte, de manera escrita, no necesito que el imput que me venga del exterior sea muy florido. Si el aleteo de una mariposa me hace estar un rato poetizándolo, la observación de un fragmento de realidad me pone a escribir una nota de campo o la lluvia de noticias me pone a reelaborar algo mas de la realidad que me toca, mucho mas me hace reaccionar las historias que alguien me cuente de si mismo en cuanto como se toma la vida y como la vive además de lo que haga como lector o como activista. Todas mis relaciones epistolarias han mezclado lo personal y lo público, lo particular y lo teórico, lo militante y el peso de la realidad. No he tenido una sola relación continuada (ni por escrito ni en vivo) limitada de manera aséptica a tratar de cosas exclusivamente externas, llamadas objetivas. Lo que sí he hecho ha sido priorizar los temas por los que se pacta una relación por encima de las emociones o sentimientos o avatares personales de cada momento.

Para un correo bi-personal es necesario un feeling, una disposición previa a bajar las barreras, a la intimidad intelectual y sentimental compartida. Cosnidero que no es posible la confidencialidad con la superficialidad, aunque admito que el recibo de la información personal de un interlocutor que no te interesa en lo más mínimo se convierte en algo muy pesado.

Paso por la vida marcando mis pasos con seguridad, pasos que veo dejan huella en quienes me conocen por años que pasen. Tengo poco que ver con los escenarios de la cortesía y la formalidad. Si mis posts son extensos es porque se desmarcan de tantos formalismos. Sin duda escribo para lectores que reúnan dos condiciones: tiempo para leerme y tiempo para pensar/me. Seria una suerte enorme volver a tener un cómplice colaborativo para nuestro correo bi-personal. He dejado de contar con esa figura en mi vida aceptando que una nueva carta por mes a un nuevo destinatario que elijo como t al (me haya o no elegido antes a mi) vaya dar a lugar a un correo extenso. La verdad es que lo descarto a priori. Si se diera seria estupendo, pero mi literatura creativa tampoco depende de ello. Para que se diera seria necesaria una complicidad, además de un tiempo atencional, que la mayoria de digititas descartan. Lo considero injusto ya que no paro de encontrar algo recurrente: buena parte de los no comunicantes por escrito porque les resulta pesada la lectura de textos extensos monopolizan la acústica en conversaciones en vivo en los que se hacen sumamente pesados contando siempre las mismas cosas olvidando que las repiten e interrumpiendo lo que otros tratan de contar. Admitámoslo, ni lo de leer es para todo el mundo ni mucho menos lo de escribir.

Estoy por decir que la novelística le debe su existencia a un déficit de comunicación entre hablantes. Lo que no se puede tratar en vivo o en diferido, pero siempre de manera personalizada, se trata de manera implícita con personajes de ficción y argumentos que retratan realidades vividas. Luego los personajes que son retratos vivos entresacados de la realidad pueden ser descubiertos por los implicados `para experimentarlos desde la vergüenza o desde el orgullo según sean lso casos y la trama.

Mi propuesta de epistolaridad como inversión colaborativa en el campo de las letras sobre temas mutiles de cultura, arte y realidad es una propuesta que sigue abierta. Sin un cómplice que la corresponda en extensión y pluralidad de contenidos no se va a concretar. La prevención y el blindaje no ayudaran a una propuesta de este tipo.

Inicie un correo con una digita Pil Fernández Quintas que no fue mas allá de las 4 cartas, y mejor que asi fuera porque ambos partimos de discursos diferentes (ella es votante de Vox que es un grupo fascista y yo soy todo lo opuesto a eso) pero despues de los años de coincidencia en las pantallas practicamos el respeto y una cierta simpatía siguiéndonos en nuestras lecturas respectivas. Mi cancha de fluidez es ancha sin esperar nada mas de la comunicación (no solo escrita también oral) lo que vaya a dar de si sin esperar mucho más. He dejado de idealizarlo todo y por tanto sé que no existe el interlocutor válido, tampoco el escritor impecable, yo no lo soy.

Ser o no ser escritor está detrás de toda esta reflexión. Yo me condotiero serlo sin tener un nombre publico ni libros publicados que se empaqueten en papel de regalo en las efemérides que mas los promocionan o vender. No entro en la diferencia entre escribidor y escritor (Vargas Llosa tuvo sus dudas en su propia carrera con el segundo substantivo). Escritor/a es quien escribe desde la originalidad, mas allá de las notas cortas para comentar cosas viéndose a si mismo/a como parte de la trama que describe o en la que piensa.

La cuantía de texto es importante. Las cantidades siempre son importante, tambien cuando se dice que la calidad es lo queda. La apología de la brevedad acaba en simplismo. Ningun haiku aporta una teoría ni una novela, obvio. Ningun eslogan resume un libro. Ningun texto breve logra capturar un momento en todos sus ángulos y matices. La cantidad, repìto, es importante. Sin preámbulos e introitos no hay goce ulterior. Una comparación: todo l oque se reclama en el proceso amoroso antes de las penetraciones vale para todo otro proceso creativo, tambien el de escribir. Detenerse en cada detalle prepara desenlaces ulteriores que lleven al clímax.

Para escribir cartas no necesitas saber nada del físico de quien las escribe al otro lado de tu máquina o pantalla, porque a fin de cuentas se trata de un baile con discursos en el que no se necesita ver ni tocar al otro. Lo que pasa en una actualidad con tantos medios informáticos a nuestro alcance para dar a conocer nuestras voces, imágenes y videos, privarse de eso es actuar como se hacia en la época pre-digital. No diré que sea necesario enseñar la cara para hablar, pero sin duda la gestualística, el rictus, la mirada dan una información extraordinaria que enriquecen la comunicación y permiten la empatia.

Basta la escucha y el esfuerzo atencional para que las videopantallas por 60 minutos o mas sean muy fértiles. El pudor por poner la propia imagen resulta llamativo. No es mi caso, prefiero videoconferencias que llamadas de voz, aunque ambas complementar una relación epistolaria.

octubre 9, 2022 Posted by | General | Deja un comentario

Dejar pasar el mal es lo que determina el no futuro. N.E.Nogal

Dejar pasar el mal es lo que determina el no futuro. N.E.Nogal

Confirmo eso que se decide y he leído tantas veces:, que peor que el mal en si mismo es quien lo deja pasar, no lo combate, no lo denuncia, no acepta verlo o sigue el criterio de conformismo y resignación. Eso lo han dicho grandes nombres de la historia de las ideas y de la ciencia aunque fuera un tipo de frases que no se convirtieran en grandes titulares. ¿Por que los comportamientos malignos en las sociedades humanas se siguen perpetuando por los siglos de los siglos? Porque a quienes no les afectan directamente los dejan pasar, no los desarman. Son los menos de entre los humanos los que no dejan pasar lo maligno (“no dejan pasar ni una”) poniéndolo en conocimiento de las autoridades encargadas de ello y divulgándolo públicamente para que otras personas se prevengan de él.

Al mal lo cita todo el mundo en abstracto, ya es otro cantar citarlo en concreto señalando nombres y apellidos de quienes lo crean, producen o reproducen. La justicia es ese mecanismo de reparación de los males ahi donde se dan neutralizando a quienes los protagonizan. No hay modo de impartir justicia sin perseguir a los culpables de conductas malignas que producen daños y víctimas.

Esto hasta aquí es fácil de consensuar. La cosa se complica cuando aquel que es señalado como maléfico por su maldad, generalmente intencionada, pero tambien metiendo en el paquete los errores que por negligencia ocasionaran víctimas (como el del maquinista que descarriló su tren siguiendo escrupulosamente la normativa y ocasionando una ochentena de muertos) tras lo cual se puede encontrar un responsable técnico de ello (y no precisamente el conductor del convoy).

La configuración del mundo entero no se explica sin la cadena de males del que hay noticia a diario y su paralelismo de victimas ocasionadas. Lo uno y lo otro cesaría o disminuiría considerablemente si la presunta o llamada “gente de bien” no dejara pasar a la “gente de mal”.

No es hasta aque necesitas un testigo para una vista oral o para que subscriba una petición con su nombre o para que dedique parte de su tiempo a una ayuda reparatoria o para que facilite su recurso informativo para divulgar una verdad cuando adviertes la falta de conciencia reinante y los pocos aliados por no decir ninguno con los que puedes contar. La simpatía prosigue su curso y todos parecemos buenos hasta que tenemos que implicarnos en la macro-causa por la verdad.

Nota de campo. El otro dia sondeamos a un colombiano inmigrante que lleva mas de 3 años sin tener permiso legal de trabajo para que testificara por otro inmigrante que lleva apenas medio año a propósito de ser objeto de denuncia pro malos tratos por otra mexicana inmigrante que se hizo pasar por su pareja sin serlo. El colombiano negó la ayuda alegando que eso le crearía problemas en su pequeña localidad donde todos se conocen.

A mi personalmente, me ha salido siempre mi Yo Justificatorio que tiende a disculpar los déficits ajenos (por falta de ética, de responsabilidad y de valentía), y sé perfectamente que ese no es el camino de la excelencia sino su reverso. Si el mundo entero es una entelequia de filigranas que se sostienen en interpretaciones justificatorias es porque tendemos a priorizar los atenuantes por encima de los agravantes. Finalmente una vistsa oral acaba convirtiéndose un litigio entre versiones no demostradas ante las que la impronta de un juez/a aburrido pronuncia un fallo según la simpatía que le produzca una parte u otra jugándose la vida y el futuro de las personas a la ruleta de la performance.

Una cosa es manifestar el desacuerdo con la sociedad hipócrita en general y otra distinta es tomar conciencia de no ser parte de ella ejerciendo de avestruz o de conformista.

Conozco muy bien el criterio de sumisión que se disfraza de aceptación incondicional de lso hechos (porque Allah o el dios, sacada de una extensa nomina, asi los han decidido). Una cosa es el reconocimiento de los hechos y tragar con ellos, otra es aceptarlos sin mas y sin combatirlos pensando que es el imperio de la ley del Karma el que te han elegido como victima (victima de violación, de mal trato, de estafa, de robo, de negligencia, de perdidas sentimentales, de muerte de seres queridos o de la propia finitud). El realismo es lo que te obliga a reconocer lo que sucede y existe tal como viene por desagradable que sea, el idealismo es lo que te empuja a combatirlo defendiendo valores alternativos para dignificar la existencia y las relaciones con los demás.

Es extraño que se produzca tanta resistencia ante la visibilización de los males que se dan en territorio o localidad propias cuando a diario somos consumistas de los males referidos por los noticieros informativos de otros lugares de la agrafia planetaria.

De los males envasados como mercancía de consumo por lo general todos nos hacemos canales de divulgación, es algo que forma parte de las conversaciones cotidianas como rito ordinario; de los males de proximidad como factores que nos afectan directamente, de ellos ya hay otras actitudes de evitación porque se tienen intereses creados. El resultado de esto es que el testigo de un crimen no apoya a su victima o se resiste a hacerlo por temor a represalias.

Nota de campo. A propósito del uso de una biblioteca local de mi comarca, conocida desde hace años por la negligencia del ayuntamiento en su gestión y de la profesional al cargo, al comentarlo como noticia para otros posibles usuarios comarcales o de la zona por lo que se puedan encontrar recibí una amonestación por haberme hecho canal informativo de las curiosidades antropológicas relativas a tal establecimiento porque no era un asunto de interés local de una pagina, entre otras, donde reproduje la noticia. El encargado de la misma dijo que ese eso no era de interés propio y afirmó y que a mi tampoco me gustaría que se hablara de mi en terceros sitios donde yo no estuviera. Te equivocas -le contesté – puedes hablar de mi donde sea y con quien sea, solo te tienes que cumplir una condición: no mentir.

En eso está la clave, entiendo, de la circulación del conocimiento de los hechos, en informar objetivamente de ellos y en priorizar los intereses creados para tapar los males del malfactor. Si hay una vía civilizada de presión para que los malos depongas sus actitudes erróneas o maléfica es poniéndolo en conocimiento de mas gente que se esfuerza por ser mejor tenga conocimiento de aquellos para mantenerse a distancia y no verse perjudicada por ellos.

Lo que pasa con el mal es aun siendo sistémico dentro de la estructura de la sociedad entera viene mezclado en la cotidianidad. Uno puede tener una vida regular, normativa, predecible y todo parece bien dando el pego de “gran señor” y un dia te enteras que es un gran corrupto (tal como ha sucedido con números y variados individuos de la élite de este país y de otros).

Podemos tener tratos con contactos que nos cae simpáticos y que incluso cumplen con las cosas tratadas y un dia te enteras que son maltratadores o estafadores. ¿Vas a seguir teniéndolos en la misma consideración?

Esa pregunta es especialmente capital cuando ese alguien se trata de alguien de tu propia sangre, de tu familia. Como madre, como padre, como hermano o como hijo puedo dar todo mi apoyo a quien tengo en mucha estima cuando resulta quedar al descubierto fuera de ética o peor, siendo protagonista de un crimen no solo punible sino totalmente reprobable y condenable, por el que ha de responder, lo que no puedo es justificarle sus errores. Mucho menos cuando das con defraudadores en el mundo comercial por mucho que e parecieran buenas personas.

Nota de campo: a propósito de un coche que llevé a reparar por su propio pie y mucho tiempo después de tenerlo retenido y desmontado el del taller me chantajeó con que le pagara por adelantado si quería que me hiciera la reparación publiqué ese relato en una página digital de asuntos locales. La mánager alegó que aquel no era el lugar donde hablar de ello y bloqueo la continuidad de los comentarios en apenas uno o dos días tras la publicación retratándose como persona con la que no poder contar para vehicular las verdades.

Me temo que ese es el prototipo dominante: el de quienes dejan pasar los males con una excusa u otra. Infiero por eso que no hay futuro, o mejor dicho, el futuro que nos espera es mas y a peor de lo mismo: una sociedad basada en la estafa perpetua,

es a propósito de las anécdotas concretas tratándolas con unos y con otros que te vas dando cuenta la inmensa cuantía de cobardía que existe en el mundo. Gracias a ese fenómeno mastodóntico de cientos de millones de cobardes es por lo que unos miles se han erigido en controladores del poder, es decir de las voluntades de los demás.

A propósito de comentar esta ultima anécdota de un taller de mecánica del automóvil con un estafador al mando alguien de trato frecuente me advirtió que fuera al tanto con las consecuencias que se podrían derivar si lo denunciaba.

Esa es la vida o así va la vida en sociedad: lo que menos aflorar es la verdad por temor a las consecuencias al ser dicha. Pero eso a los criminales les trae sin cuidado, que pasen por falsos y mentirosos no les afecta porque el lucro y el dinero es l oque preside sus vidas, todo lo demás no cuenta.

Finalmente las estafas sufridas de este mundo las pagas haciendo balance del agravio producido y de los miles de euros en pérdidas, la buena noticia es que tu autoestima y tu dignidad quedan protegidas si han luchado contra ellas.

octubre 8, 2022 Posted by | General | Deja un comentario

Del espacio ideal al contexto posible. JesRICART

Del espacio ideal al contexto posible. JesRICART

Para que algo sea posible habrá que instrumentarlo, arreglar las condiciones para que lo sea. Esto vale tanto para las cosas como para las personas. ¿cómo habría que ser un lugar compartido con gente que nos fuera estupendamente a todos los miembros? Tomar modelo de quienes ya les va bien en su convivencia cotidiana estable es un buen criterio de enseñanza. Valernos de las experiencias útiles los unos de los otros es lo menos que podemos hacer.

Cuando he tratado de pensar en pautas (no me gusta llamarlas “reglamento” o “normativa”) para regalarnos en grupo el conflicto de interpretación sobreviene de inmediato. Las frases no bastan para entendernos. Ahí donde tu defiendes el criterio del buen rollo y el buen semblante, la sonrisa y la mirada directa a los ojos, otro lo puede tomar como una imposición de la hipocresía; ahí donde defiendes el principio de ayuda mutua otro podrá entender que es explotado si dedica mas horas o tiempo que otros vecinos al bien común o a las instalaciones comunes; ahí donde tú propones un encuentro cotidiano al final de la jornada para intercambiar impresiones del dia, hacer una rueda lúdica junto al fuego,cantar y contar cosas, otro puede sentirse intimidado si la inhibición o lo que sea, le pueden.

Al mismo tiempo sin una inercia de comportamiento y una manera de ser consensuada o implícitamente aceptada por todos, las cosas no funcionan. Es una manera de ser y una manera de estar aceptando que cada persona tiene sus propios criterios de entender lo uno y lo otro.

Un espacio comunitario es funcional cuando no hay conflictos de convivencialidad, tanto si se trata de un vecindario como de una unidad doméstica.

Partamos del presupuesto de que el espacio ideal (en términos climáticos, geográficos, paisajísticos, naturales y en términos de salud y de seguridad) no existe. Los mejores espacios que existían tales como selvas vírgenes o islas paradisíacos fueron paulatinamente esquilmados por las zarpas del expolio y por la colonización turística. Hay sitios que inicialmente fueron estupendos echados a perder por los bodrios urbanísticos. Sin embargo lo que re-significa un espacio solas experiencias que tienes en él con otras personas con las que coincidas. Lo que va a contar en la memoria y en la

biografía van a ser esos contenidos interactivos con los demás. Eso hace que el peor sitio pueda albergar las mejores experiencias (tambien a la inversa, el mejor sitio puede albergar las peores).

El Edén no existe y no porque nos fuera arrebatado por la tétrade: Serpiente seductora

-Manzana prohibida – mujer transgresora – hombre cómplice, sino por que los humanos se han ocupado en ir destruyendo su materialidad contextual con la excusa de dominar la naturaleza a su servicio. Somos los habitantes de un planeta que si bien no está a las ultimas para repararlo ya no es el que pudo ser. De todos los sitios en lso que pensemos para ir puede que ya no quede ninguno en que antes se haya instalado alguien que estacionado e especializado en malograrlo. Por eso, vaya(mo)s donde vaya(mo)s nos vamos a encontrar que los factores de imperfección nos preceden, que resumidos son el factor humano. Lo demás, los elementos de la naturaleza, no suelen ser los causantes de los conflictos. Con la naturaleza te puedes llevar bien, con todos los seres humanos, no.

De la fisicalidad del espacio se puede pedir que su clima sea benigno, que eso permita las mejores y mas abundantes cosechas, que las aguas esten limpias, que los cielos no estén surcados pro chemtrails, que los ruidos industriales no lleguen, que el ambiente no apetece, que no haya contaminación atmosférica, que los paisajes sean poéticos, que los animales salvajes se acerquen, que el suelo sea fértil, que los árboles no estén enfermos, que sus recursos naturales permitan la mejor sinergia con nosotros como sus habitantes, que haya frutos silvestres, que el bosque de sombra, que el agua sea bebible. Me pongo en el lugar de antiguos clanes que en sus exploraciones geográficas buscaban el mejor lugar posible junto a ríos o en meandros donde establecer su residencia de futuro y que les permitiría la gestión de los recursos naturales de la manera más lógica. Actualmente se ha rescatado el substantivo “tribu” y se esta difundiendo la palabra, solo que se hace de una manera totalmente desconectado de su significado originario. No parece que las generaciones actuales aporten el atrevimiento, decisión, valentía e implicación de las antiguas. Se compre, por aquel entonces no tenían otro remedio que hacerlo porque la ley de la supervivencia obligaba, actualmente la mayor incoherencia de los antisistema es que siguen/seguimos (yo me incluyo) aceptando los recursos (subsidios, ayudas, tecnología y comodidades) de esta mátrix de la que muchos hablan de ir pero que no se atreven a hacerlo porque finalmente las incomodidades camperas son muchas mas de las que pueden soportar

Decía que el lugar ideal no existe lo que lo hace mejor es as experiencias que reúnas en él con otras personas. Como que tampoco existe el otro ideal no nos queda otra que compartir los mejores ratos con la mejor gente posible o con esta conseguir aquellos.

Para eso no creo que la cosa pase tanto por escribir una colección de pautas como por irlas viviendo y conviviendo sobre la marcha. He vivido eso de firmar a estatus a priori de los que luego te enteras que ni siquiera han sido leídos para sorpresas a ulteriori en asuntos muy concretos.

¿como seria para mi el mejor lugar con la mejor gente? Buena pregunta.

Pues un sitio en el que nadie tuviera que ir detrás de nadie para pedirle atención sobre sus cosas desarregladas o rotas o mal dejadas. Un sitio donde los descuidos de los unos no le quitara tiempo a los otros que aportaran mas responsabilidad Un lugar donde no tuviera que haber “encargados de obra” en cuanto vigilantes del trabajo y actividad de nadie (aunque sí, hay determinada actividades que sin especialistas a los que hacerles caso no tiran para delante). Me gustaría un contexto con gente responsable, con compañeros que escuchan y atienden, que sonríen y preguntan, que se interesan y comparten, que inviten, que informan de planes, que mantengan la palabra dada, que sean seguros y formen parte del planning decidido en común. Las relaciones humanas mas segurizantes, predecibles y complementarias, se tienen con quienes no cambian de opinión constantemente. Tener eso forma parte de los pactos implícitos. Tiendo a contar con la palabra de quien la da, al mismo tiempo que nunca olvido que el otro siempre se puede volver atrás con respecto a lo que haya dicho. El problema mayor no son las variables externas (como que te caiga un rayo y te parta) si no a las variables internas (falta de planning personal o tomar decisiones precipitadas).

Esta escrito en alguna parte una colección de ítemes sobre como gestionar la convivencialidad de contexto sin que pueda llegar a creer que un estatuto pueda colocarse como factor de obligación. Quien no le sale de si mismo forma parte del bienestar y felicidad de grupo ningun norma le va a imponer eso. Contar con gente para todo es muy complicado. Me doy por contento si espontáneamente y sin tener que pedírselo se enrolle en ayudar con las tareas pendientes derivadas de un espacio común a parte de las que tenga que hacer para su necesidades particulares.

En ese contexto que cada cual dedicara un rato cada dia a lo común estaría muy bien.

No me gusta esto de los horarios y las obligaciones de tantas horas por dia para hacer actividades grupales, cuento mas con la responsabilidad y madurez de cada persona.

He llegado a este criterio seguramente por las malas experiencias que viví de mi época de obrero empleado bajo las órdenes de jefes o subalternos.

Demano disculpes a aquest ajuntament i al veïnat de Ginestar, especialment al del carrer st Isidre, el camí del cementiri, per haver estat estacionant el meu cotxe un peugeot 306 metal·litzat , a aquest indret en estat d’ abandonament. En mala hora el vaig confiar al taller Ferran i es va desentendre totalment de la serva reparació i sense tornar a posar les peces que va treure (i que en part s’ ha quedat). . Finalment, després de 93 dies d’ irresponsabilitat per part del taller, , me l’he endut per que no faci nosa i per la vergonya que em donava aquesta situació. pinaroli7oct2022

Sin luz no habría nada que pudiéramos ver y con los juegos de luces y sus momentos tenemos hasta sombras y claroscuros y matices y multitud de espectros y formas. En medio de todo ello cada observador que se deja envolver, cada poema que quiere salir del adentro para darse al mundo, cada insinuación para pasear entre entelequias ahora que aun estamos vivos. En el envoltorio de las luces y las distorsiones espectrales que ocasionan hay que añadir además la velocidad. Y la velocidad es la fórmula física que incluye el tiempo (la v y la t del bachillerato). En nuestros instantes filosóficos nos atrevemos a comentar que el tiempo no existe pero lo cierto es que cualquier objeto en movimiento cuando menos tarde en pasar por un punto dado en más efímero se convierte, tanto que nuestras pupilas solo detectan una sombra y luego finalmente nada.

Ni existe la persona ideal ni existe el contexto perfecto, vamos capeando con nuestras variables, es decir con nuestras imperfecciones y con los déficits de los lugares a los que vamos y lso recursos de lso que nos valemos.

octubre 7, 2022 Posted by | General | Deja un comentario

El solitario y el comunitario. JesRICART

Diálogo entre dos de mis yoes. El solitario y el comunitario. JesRICART

Posiblemente se me conoce más como solitario y poco relacionario que como comunitario y muy relacionado. No rehúyo de la gente pero sí de inmersiones en reuniones aburridas o demasiado decibélicas para mi gusto. No puedo competir en altura de voz con otros hablantes sonoros debido a la debilidad de mis cuerdas vocales y garganta, algo que vengo arrastrando como déficit crónico y del que tuve conciencia en torno a mis 20 años). Mi autopercepción es que no soy menos comunitario, pero la evidencia de los datos es que me paso más horas solo y ensimismado en lo mío que charlando o divirtiéndome con gente. Ese estar solo lo refiero a que pueda estar con mis textos y mis lecturas, ante una pantalla o ante un bloc de notas, aunque sea en medio de un local concurrido (un bar, una biblioteca,…) lo que implica también estar con gente, pero gente de pantalla, que en mi léxico llamo digititas, neologismo que espero se extienda. Yo también soy uno de ellos y desde que lo soy vengo multiplicando más mis contactos on line que no mus contactos en vivo. Tampoco hay tanta diferencia entre los unos y los otros cuando la comunicación a distancia además de poner la voz y el texto pone la imagen. No es menos vivo eso que el encuentro físico-tridimensional en algún sitio, solo que aquí existe la oportunidad del contacto físico: los abrazos, los besos o más.

De haber nacido en otra cultura posiblemente seria mas extrovertido y comunicativo y menos solitario, y no es que no sea comunicativo, solo que no lo soy a la manera dominante de como se entiende la comunicación. Me considero comunitario o mas exactamente comunita: compañero de mis compañeros/as en un proyecto y causa común de dignificación de la vida que pasa inexcusablemente por la felicidad.

-el solitario. La soledad es una condición sine qua non para la creatividad. Si quieres hacer algo propio has de pasarte muchas horas contigo mismo.

-el comunita. Pero reconoce que lso demás traen compañerismo, divertimento, ayuda y recursos. Hay cosas que individualmente no puedes hacer y sí podrás asumirlas colectivamente

-el solitario – Estoy completamente de acuerdo, pero tu enunciado tiene su reverso: hay cosas que dejas de hacer por estar en grupo y solo las puedes acometer individualmente.

-el comunita. De acuerdo, estamos empatados. La cosa es el porcentaje de cada actividad. Yo necesito de lso demas para mi propia felicidad.

-el solitario. Yo necesito de mi paz interior para ser feliz. Aceptar a los demás implica más enigmas ,abrir las puertas a los conflictos. Son tantas las variables que traen consigo que parto de esta ecuación: A mas gente, más problemas, y por tanto mayor malestar.

-el comunita. Es cuestión de tener habilidad y saber con quien puedes implicarte y con quien no. Siempre hay con quien hablar y por quien interesarte.

El solitario. De acuerdo. -tambien opino que nunca falta con quien tratar. Lo que varia entre tú y yo es la dosis. Tú necesitas mas de la gente de lo que yo la necesito. Tu la necesitas presencialmente, a mi me basta tenerla como referencia. No tengo porque conocer a todo el mundo o tratar con toso.

El comunita. La vida tal como la vivimos no seria posible sin el otro, ya que todo gira en torno a la coordinación social y a lo asociativo. Yo tampoco trato con todos, eso es materialmente imposible.

El solitario. Opino que montarte la vida en torno a los demás es porque no tienes vida propia y te pones en funcion de lso estémulos que te vengan de afuera.

El comunita. Opino que la sociedad es una razón para vivir. Sin gente la vida seria mas aburrida.

El solitario. Y con gente la vida puede ser mucho mas complicada cuando en lugar de traerte bienestar te traen malestar.

El comunita. Sin los demás los grandes proyectos no se podían haber hecho.

El solitario. Si por grandes proyectos te refieres a arquitecturas soberbias, presas y vías de comunicación quiero recordar que parte de sus realizaciones nos las podíamos haber evitado.

El comunita. Todos somos comunitarios desde el momento en que nacemos en el seno del grupo (familia) y se nos socializa pronto durante la infancia. Nuestros principales rasgos de vida están relacionados con contactos decisivos y compromisos con personas concretas.

El solitario. Tambien los principales eventos que nos parapetan y sitúan en la prevención tienen que ver con deslealtades, traiciones y reveses muy graves con la gente.

El comunita. Sí, de acuerdo, eso le viene bien a tu introversión.

El solitario. Y olvidarlo le viene bien a tu extraversión. ¿eres comunitario porque eres extrovertido o para ser extrovertido necesitas estar siempre inmerso en uno u otro grupo que te haga de público?

El comunita. Me gusta estar con gente, solo me aburro.

El solitario. Hay gente que es muy pesada., solo nunca me aburro, siempre tengo cosas en las que pensar y que hacer.

El comunita. ¿Pero te gusta quedar verdad?. Tu tambien hablas con al gente.

El solitario. Si, pero hasta que se agota el tema o la conversación. ¿es que no estoy hablando contigo ahora?

El comunita. Reconozco que eso del hablar siempre es lo mismo, por años que pasen se repiten siempre los mismos temas.

el solitario. Cuantos mas años vivo en mi mas conciencia tengo del vivir.

El comunita. ¿y eso no pasa por ser mas que una sensación por no decir que es un autoengaño?

El solitario. No lo descarto ¿y es que estar siempre pensando y hablando de los demas en tu caso no es tu modo de escapar de ti mismo?

El comunita No lo descarto tampoco, pero es divertido. Ademas siempre deja un saldo de curiosidades, gente que tú novelarías.

El solitario. Ya lo hago en la medida que voy aprendiendo a hacerlo.

El comunita ¿Y no te cansas de ti mismo de t anta soledad?

El solitario. No, me cansa mas tanta vulgaridad.

El comunita Puede que como solitario en el fondo te creas superior a mi.

El solitario Ni superior ni inferior, somos diferentes. Al estar solo me doy mas oportunidades para conocerme y para de3dicarme a lo que quiero. Al estar acompañado me veo constantemente interrumpido y distraído. La cortesía se convierte en una servidumbre, tienes que hacer lo que los demás esperan que hagas.

El comunita. Sin embargo tienes tus necesidades, como todos nosotros. No te niegas a la confidencialidad, siempre te veo metido en eso, y tampoco rechazas la hipótesis de tener un nuevo amor.

El solitario. El amor es la gran razón de fondo para seguir por aquí pululando, no pasa de hipótesis o sueño, despues de varias tentativas que terminaron con heridas.

El comunita. Yo no paro de conocer a gente y de ligar. Te puedo presentar a alguien que te saque de tu agujero.

El solitario. Adelante, hazlo. Has de saber de antemano que cualquier persona que pueda ser el mor de mi vida tampoco resumirá la razón de existir. Ah, y no estoy en mi agujero, tengo mis horas diarias de trabajo.

El comunita. ¿trabajo, para qué, para quién? Nadie te va a reconocer todo lo que has hecho como pensante,

el solitario. Es lo que me hace vivir.

El comunita. ¿Y no es mejor salir y disfrutar con unos y con otros?

El solitario. Tengo noticias de malos rollos con los demás desde mi adolescencia por no decir antes O no he tenido suerte en conocer la gente apropiada o es que la gente nunca es la apropiada.

El comunita. ¿Y si te propongo crear una empresa que deje su legado mas allá de nosotros?¿te apuntarías?

El solitario. Suena bien,¿ de que se trata exactamente? Es que ya tienes asociados.

El comunita. No, no los tengo, pero soy optimista, ya aparecerán

el solitario. Cuando lso tengas avisame, de momento continuaré con mis poemas y mis soledades.

El comunita. ¿me dejas todo el trabajo para mi?

El solitario. No, dejo que conviertas en compromisos reales tus mil y un contactos. Conmigo puedes contar cuando tengas la empresa montada.

El comunita. A la hora de la verdad la gente silba y no se persona.

El solitario. Eso ya lo sé, ¿por que crees que me fui haciendo más y mas solitario?

El comunita. ¿y tú quien eres?

El solitario, Yo soy tú en tus horas de soledad, ¿Y tú quien eres?

El comunita. Y soy tú en mis horas de extraversión caundo necesito tratar con otros diferentes al que encuentro habitualmente en mi espejo.

El solitario. Tengo mas de solitario que de comunitario.

El comunita. Tengo mas de social que de asocial.

El solitario, No soy asocial, tan solo selectivo y regulo mis tiempos de dedicación a los demás

el comunita. Yo no sé estar solo.

El solitario. Efectivamente es un problema no saber estar solo.

El comunita. Soy popular, me conoce mucha gente y enseguida caigo bien en todas partes.

El solitario. Yo no soy popular, apenas nadie me conoce.

El comunita. Y sin embargo siempre es todo lo mismo, predecible, reiterativo.

El solitario. Y sin embargo cada dia lo vivo de una manera única e irrepetible.

El comunita. Podemos ser amigos.

El solitario. Claro, dentro del extenso arco de sentidos que tiene la amistad.

El comunita ¿que vas a hacer hoy?

El solitario. Meditar, pensar, pasear, escribir, respirar,… ¿y tú?

El comunita. Voy a ver si alguien llama o llamo a alguien para salir a alguna parte.

El solitario.¡Diviértete!

El comunita. Lo haré. Lo mismo te digo.

El solitario. Lo hago. Nos esperan historias distintas que contar.

El comunita. Presumiré de anécdotas que tú no tendrás.

El solitario. Viviré con certezas que tu no tendrás.

El comunita. Tampoco es cuestión de compararnos.

El solitario. No, especialmetne cuando tú eres mi alter ego y yo soy el tuyo.

El comunita.¿Entonces?

El solitario. Entonces nada, vivamos en paz con nuestras elecciones y ritmos.

El comunita. Estoy de acuerdo.

El solitario. Salud y suerte.

El comunita Lo mismo digo, salud y suerte.

octubre 2, 2022 Posted by | General | Deja un comentario

Multipolaridad. JesRICART

Humano Pluridimensional. El sujeto plural. The wild man. (Mis partes en conflicto).Multipolaridad1. JesRICART

Hay una parte de mi que siempre fue salvaje. Mis cabellos se resistían a formar alienados a ambos lados de la raya (aun hoy sigo sin hacer del peine un instrumento diario). He bebido directamente el agua de ríos, de manantiales y de los recovecos de piedras, he andado desnudo y descalzo cuando el clima y el lugar lo ha permitido. He vivido en una cueva (la cova partida de Calas Covas en Menorca, una otra en la isla de Hierro).Me he alimentado de frutos de arbustos y arboles encontrados en mis senderismos.

Hay otra parte de mí que pasa por la socialidad ordinaria, la figura discreta, la que viste sin llamar la atención, todo lo opuesto a lo histriónico posicionada en el silencio de la lectura y de la escritura, que ha pasado por los cánones de estandarización (escolaridad, ejército – la mili-, el empleo, la universidad, el matrimonio,…) cada época ha traído su historia. Suelo decir que de todas he aprendido algo. Aprender es algo que llevo muy arraigado como criterio. Es uno de los sentidos existenciales: vivir para aprender. Supuestamente aprender lleva a la sabiduría, No tengo la menor idea de para que puede servir eso si la finitud no va a dejar el menor rastro de conciencia desde la singularidad, desde mi yo. Hablar del yo en singular es una falacia puesto que cada uno de nosotros contiene diferentes registros en paralelo. (el diagnostico psiquiátrico de bipolaridad originó una falta impresión de que el reverso de esta patología seria la unipolaridad. No es cierto, la multifacia nos convierte en plurales dentro de neustro mismo paquete corpóreo. No solo asumimos diferentes conductas en paralelo según la situación en la que estamos y según sea con quien estamos, también asumimos criterios si no diferente sí en colisión potencial entre sí. Son diferentes los arquetipos mentales que nos habitan en paralelo. Tengo una tarea encargada: hablar de los míos.

El acumulacionista. Tengo más confianza en las cosas materializadas que en el poder adquisitivo para comprarlas. Poderlas usar una a una sacándoles provecho duradero es una de las cosas que me hace muy feliz. Tengo mas cosas de las que me va a dar tiempo de usar el resto de mi vida.

El alarmista. Anticipo la presunción de pérdidas o errores – a veces infundados – antes de comprobarlos consolidados.

El altruista. El otro como objeto de mis desvelos y luchas hasta que lo averigüé y me lo fui topando como enemigo difuso.

El amante He amado con toda mi pasión tanto las causas por las que he luchado como a las personas concretas que he querido. Creo que el amor limitado a unas pocas historias apasionadas en profundidad durante toda una biografía va en contra de maximizar su felicidad.

El analista. He sido retratado como analista por numerosos interlocutores. Sigo preguntándome por todo mas allá de sus apariencias. Preguntarme por el por qué de las cosas me evitó hacer algunas que podía evitarme o carecían de sentido, si bien eso no me quitó ahcer otras de las que podía haber prescindido.

El anónimo. Aunque uno mi nombre a mis autorías no me he planteado nunca autopromocionarse mas allá de los requisitos de contacto. Siempre he eludido formar parte activa de la sociedad del espectáculo aunque cada dia los soft ponen mi nombre en un sitio u otro.

El amigo. Mi trato es de amistad con la gente en general independientemente de si va a haber correspondencia o si va a haber una continuidad amiga.

El apasionado. Cuando experimento la vibración y sintonía máxima con alguien y con algo me implico con todo mi ser.

El artista. Si hay una coartada ultima para la existencialidad es vivir la biografía como una obra de arte en si mismoa a parte de dejar una obra hecha en las paredes, en los escenarios o en las bibliotecas.

El ateo. Asumí el materialismo como alternativa ideológica al mesianismo cristiano. No creer en ningun controlador universal fue un acto de liberación personal. No creo en todopoderosos aunque sí en otros planos de expresión existencial.

El autodidacta. Me inicié en edad temprana en lecturas de numerosos autores, criterio que nunca he dejado de seguir. He considerado como el mayor de mis bienes mi biblioteca. Cuando seguí cursos universitarios presenciales para concluir una licenciatura llegue con muchas lecturas hechas.

El bohemio. Nunca he pensando en garantizarme un futuro, he vivido la vida como arte. Si he de compararme a otras personas con las que intimé y hablamos de tal asunto mas dadas a organizar su futuro sus resultados en lo económico y en lo material no han sido mejores que los míos. He priorizado escribir un poema a la madrugada sin saber lo que seria de mi vida al dia siguiente.

El campesino, Mas campero que agricultor o ramadero. Siempre me fascinaron los caseríos que en si mismos practicaban lo mas parecido a una economía circular. He vivido buenos momentos de mi vida en masías. Nací en una casa de peublo adosada entre otras dos con dos plantas,patio, porquera y gallinero.

El célibe. He pasado de una actividad sexual continuada (un orgasmo diario con mi expareja) a 0 orgasmos. Para mi sorpresa lo llevo mejor de lo que esperaba. De volver a tener un encuentro con una mujer apasionada imagino que volvería al ritmo anterior. Sin ser un sujeto asexuado, desde la separación con la que ha sido la relación mas longeva e importante de mi vida (por 25 años) prácticamente no he tenido ningun contacto sexual. Sigo fantaseando fantasías eróticas un minuto antes de dormir.

El científico, la mente racionalista. Mi primer cuestionamiento de la existencia de un todopoderoso fue a mis 5 años. Duda que la tomé por pecado y por la que me confesé.

El comunicante. Tengo por constante diaria comunicar con una u otra persona lo que pienso. De su comprensión no soy responsable, de mi dedicación verbal al discurso sí. Nunca me han faltado interlocutores con los que hablar.

El comunita. Desde que tengo conciencia comprendí la intima conexión entre liberación personal y liberación colectiva, por eso abracé postilados revolucionarios y hasta aposté por el discurso comunista. Los reveses con la propia gente por la que luchaba me llevaron a rebajar mis convicciones aunque básicamente sigo apostando por el futuro de la humanidad a pesar de considerar al ser humano como un fracaso llamativo en todo el planeta.

El contactivista. Toda la habilidad que he tenido para hacer nuevos contactos humanos (suelo habar con desconocidos sin ninguna inhibición) no la he tenido para consolidar relaciones duraderas. A menudo me cansan o aburren o las eludo, ademas de las que me eluden. Soy básicamente un introvertido hace un practicum de extraversión.

El deficitario. Con los años me han ido saliendo déficits corporales (estructurales) cuy origen debe estar en el sobresfuerzo en mi época obrera y otros descuidos. Hasta los 50 cumplidos quería llegar a nonagenario para darme tiempo a terminar las cosas que he emprendido. Ahora pienso en ser centenario, lo cual significa convivir con el dolor crónico pro mas tiempo. Teoricé el déficit como una evidencia universal desde muchos años antes de confirmarlo en mi propio cuerpo. Soy y seré imperfecto, Me he reconciliado con la perspectiva de ser un sujeto inacabado.

El despistado. Me despisto con facilidad olvidando al minuto donde he dejado determinadas cosas. Tengo la sensación de que mi desatención selectiva va a más con mas años aunque tengo en la memoria episodios de olvidos considerables que yo recuerde desde mi adolescencia.

El devoto. Yo fui uno que creyó en dioses y en un mesías y en el discurso cristiano hasta adoptar el ateísmo. No tengo santos ni dioses a los que rezar.

El emprendedor. No he parado de hacer propuestas que en su mayor parte han quedado en conatos.

El espiritualista. No eclesial que vive su propia mística con un cierto sentido de la continuidad y trascendencia postcorpórea lo que lo tomé como un justificatorio de la vida física ni una continuidad de la conciencia.

El erótico. El inicio de mi vida sexual fue a los 9 años masturbándome. La practica de la masturbación fantaseada la mantuve hasta los 40. Antes de repasar cosas del dia para dormir sigo fantaseando en eróticas que tengo pendientes hacer.

El escritor. No concibo mi vida sin haber escrito lo que he escrito. Eso totaliza millones de palabras (muchas mas de las que le he leído a cualquier otro escritor). He llevado a las paginas lo que no he vivido en realidad ni cuento con hacerlo.

El feo. Nunca fui el que mas ligó ni el mas guapo. Pero me he gustado y he querido lo suficiente a pesar de mi cuerpo desestandarizado y anormativo. He tenido n,i fase del espejo en el que me contemplaba desnudo. Retrospectivamente cuando me veo en fotos de hace muchos años me encuentro mas bello de lo que aprecié de mi mismo en aquel momento.

El idealista. Siempre he apostado por un infinito potencial del sr humano muy por encima de las evidencias de sus límites.

El inocente. No me reconozco culpable de deshonestidad alguna. He tendido a creer en la bondad humana como un don natural persistente y una referencia que me ha inducido a error confiando en quien no debía.

El intervencionista. He participado en numerosos actos publicos dando mi opinión ante mayor o menor cuantía de gente en el “público”. Soy un nadie que sigue sin aceptar el silencio y la callada.

El introvertido. No soy la voz cantante de carácter lúdico en espacios de grupo. Dejo ese rol para los extrovertidos cultivando mi paciencia con sus repeticionismos.

El irónico. El humor como estrategia de supervivencia ante la crisis tan extendida de los valores.

El leal. La lealtad forma parte del pack de la ética No le he fallado a nadie por desatención y mucho menos intencionadamente, ni le voy a fallar a nadie no estando a la altura de mi compromiso y autenticidad. Claro que la percepción de mis adversarios y enemigos puede ser otra.

El líder. He liderado algunas situaciones para convocar a acciones reivindicativas o sostenerlas. Eludo ser dirigente de la vida de nadie.

El ludita, Tomo la vida como un pretexto para la experiencia y el saber, para el goce y la felicidad. Vivir un solo dia sin placer es un dia prácticamente perdido. Defiendo el hedonismo ético no manipulado.

El minimalista. Hago gala contradictoria del minimalismo domestico cuando mis recursos y bienes superan mi capacidad de gestión y mis cosas acumuladas no me dejan espacio libre para una mayor comodidad espacial. Mis propiedades las vivo como lastre.

El perseverante. La constancia capricorniana me caracteriza. Mantengo un criterium de constantes diarias desde hace muchos años.

El planificador. Antes de dormir repaso mentalmente las cosas que voy a hacer al dia siguiente y lo que he hecho en el dia que termina.

El poeta. Vengo escribiendo poesía desde la adolescencia sin haber sido rapsoda ni conservarla en mi memoria mental para declamarla. Una de las peores censuras de mi vida la sufrí con un padre que iba leyéndola y aleccionando la que tiraba al fuego. Tengo esa imagen indeleble fijada en mí.

El político. Dediqué mas de 10 años de mi vida a la militancia partidista por una causa y objetivo que nunca se consumó.

El prescindente. A fuerza de encontrarme con numerosas informalidades, no-corresponencia, faltas de seriedad, traiciones y deslealtades mi autodefensa psíquica frente a tantos reveses se tradujo en un fino sentido de la prescindencia. Prescindir del otro sería la clave, lo que pasa con este criterio es que aumenta el aislamiento y el divertimento existencial se reduce. Existo no por que el otro me reconozca mi existencia si no por mi propia causa vitalista. La prescindencia no se puede confundir con el no-deseo búdico si no con la no expectancia profiláctica del otro con el que no puedes contar.

El profeta Me he anticipado en decenios a sucesos que se dieron de máxima repercusión mundial. Diferencio entre futuro y destino, y prefiero hablar de camino que de llegada, priorizo el proceso más que los resultados.

El proletario, elegí ser obrero por amor a los oprimidos no por necesidad económica o supervivencia. Eso me supuso un paréntesis largo en mi vida estudiantil demorando mi acceso a la universidad. Tuve bastantes empleos asalariados que apartaron experiencias repetidas y escasos beneficios económicos.

El realista. No espero de la vida ni de los demás lo que no me va/n a dar. A veces soy el mas realista de los realistas cuando hago de antídoto a otros idealistas mas esperancistas y optimistas infundados que yo.

El reciclador. Me viene de siempre reciclar recursos en buen estado abandonados. Soy recursivista.

El recursivista. Nunca me ha faltado lo básico para mi supervivencia. Siempre he tenido mas problemas de gestión de lo que tengo que problemas por carencias.

El revolucionario. Mis acceso a la conciencia pasó pro la critica de una sociedad de mentiras y contra el autoritarismo en general y el paterno en particular.

El sabio, Me ha venido tratando de tal diferente gente, yo que no tengo escuela ni libros en el mercado. La sabiduría la tomo como una causa de la existencialidad. Vivir para desvelar los misterios que no nos evitan el morir ni aseguran la trascendencia. La inteligencia ha sido un factor de separación con los demás más que de acercamiento.

El serio. Cumplo siempre con mi palabra dada y si una fuerza externa me lo impide me siento fatal.

El sincero. La sinceridad siempre me ha creado problemas y no por una compulsión verbal a hablarlo todo en todas partes sino por hacer de la autenticidad el principal capital en mi vida.

El sintiente. Sin convertirme en un lacrimógeno he llorado demasiadas veces sufriendo de impotencia y de incomprensión.

El solidario he compartido y comparto lo que tengo, aunque cada vez con mas prevención

El solitario. A lo largo de mi vida nunca he tenido un grupo de amigos estable como tal, amistades dispersas y relaciones longevas sí. La creatividad requiere como premisa la soledad.Lo soy autoafirmando mi singularidad que es lo que me hace de segurizante en este mundo confuso. La fuerza vital de la que dispongo me viene de adentro mas que de afuera.

El superviviente. Nunca he tenido problemas en sobrevivir. Estoy seguro que la convicción de que la vida la tenia garantizada me ha hecho vivirla sin lso agobios que afectan a la mayoria de mis conocidos.

El testimonialista. Llevo viviendo una vida para testificar mas que para protagonizar grandes cambios en el entorno. Trucar el rol de reformista por el de constatacionista me viene acompañando durante toda mi vida adulta.

El vanguardista, por años creí formar parte de una misión de renovación mundana. Cuando deje de sentirme salvador de los demás experimenté una gran liberacion interior. Mi nombre bautismal es a hoc a tal función. Siempre he tenido conflictos con mi nombre-origen.

El viajero. He recorrido parte del mundo con la improvisación y con el minimalismo. He estado en muchos sitios que he ido desdibujando en mi memoria a posteriori. Poder estar en cualquier parte del mundo con poco mas que lo puesto y seguir sintiéndome yo.

Opino que cada persona es un pack de yoes en conflicto (la metáfora del ordenador lo ilustra con los conflictos entre soft o drivers o incluso los problemas derivados de la memoria saturada) aunque también tiene aspectos muy diferentes y complementarios entre sí. Por lo que ´se de mi soy fundamentalmente polifacético, aunque no tanto como me gustaría (no tengo especialidades técnicas y son muy limitados mis dominios de conocimiento y de comprensión del universo). Es mas inexacto hablar de yoes que hablar de roles que están en colisión pero pone la premisa para averiguar lo que pasa dentro de la olla de cada uno. El caso es que la convicción en unos cuantos criterios te ponen en tesituras complicadas cuando entran en contradicción entre sí. No me asusta el reconocimiento de mis propias incoherencias, y de algo mas serio: la dificultad en superarlas durante esta vida. Ni tendré todo lo deseado ni podré llegar a dar todo lo que he sido.

1Multipolaridad JesRICART « ANALITICONDA. Textos Sinápticos. (wordpress.com)

septiembre 30, 2022 Posted by | General | Deja un comentario

0

0

septiembre 26, 2022 Posted by | General | Deja un comentario